Algo que es fundamental cuando se decide emprender un proyecto, es organizar y planificar cada elemento que conforma su estructura, pero sobre todo, se requiere establecer una prioridades necesarias para así garantizar la fuga de ingresos.

Pensar en la integralidad de un proyecto garantiza su éxito, por esa razón, debemos partir del hecho de separar las finanzas empresariales de las personales. Muchos catedráticos han señalado que para determinar sí una empresa está generando lucro o pérdidas se determinará si hay en su origen, una mezcla entre ambas finanzas.

Lo anterior tiene su fundamento, en que al momento de realizar un análisis y no se logra distinguir entre los gastos de carácter privado de aquellos pertenecientes al negocio en marcha, expone al empresario al riesgo de basarse en datos imprecisos y, en consecuencia, tomar decisiones con resultados peligrosos, pues no existen métricas exactas.

En definitiva, al mezclar las finanzas personales y de la empresa, trae como consecuencia inmediata la incapacidad determinar si hubo un enriquecimiento susceptible a ser repartido entre los accionistas.

A continuación se ofrecemos seis recomendaciones para lograr el éxito financiero de tu empresa:

  1. Organízate: Observa los plazos de vencimiento de las facturas y pagos a proveedores, para realizarlos al día esto garantizará no pagar intereses moratorios y fomentará la relación con tus proveedores,lo que asegurará posibles líneas de crédito en el futuro.Mantén las cuentas de tu empresa visibles y en un lugar estratégico para no olvidar dónde están.
  1. Registra entradas y salidas: Mantén un registro de todos los movimientos, desde los más simples hasta los más complejos. Puedes hacer esto en un libro, usando una planilla o con un sistema digital. Lo importante es llevar ese registro diario. Con la implementación de este sistema al inicio de la puesta en marcha de una empresa garantizará tener un control minucioso de los gastos e ingresos, pero sobre todo, tener una noción clara y actualizada del estatus financiero.
  1. Diferencia costos fijos y variables: Los costos fijos son aquellas cuentas que debes pagar todos los meses, como agua, luz, teléfono, nómina de salarios e impuestos. Los variables son los que dependen de la compra del mes, que varían de precio y que cambian o dejan de existir. Debes tener conocimiento de todos ellos. Planifica todos los gastos y realiza las proyecciones necesarias.
  2. Ten al día la documentación legal de tu empresa: asesórate con especialistas en la materia que mantengan al día toda la información legal (tributaria, corporativa y laboral y regulatoria correspondiente) así evitarás la aplicación de multas, cierres de establecimiento, incluso la aplicación de penas restrictivas de la libertad.
  3. Invierte en talento humano: una empresa está compuesta principalmente por las personas que hacen vida en ella, en caso de que prestes algún servicio o vendas algún producto o bien, contar con un personal capacitado para cada gestión evitará fugas de ingresos y optimizarás los tiempos de respuesta, generando mayores ingresos.
  4. Traza estrategias on y off line: Elabora un plan de marketing con acciones que se vean reflejadas en el mundo real sin descuidar la presencia en el ecosistema digital, recuerda que la tendencia está dirigida a exponer tu negocio de forma online garantizará penetrar más rápidamente en el mercado, incrementando tus ingresos y generando fidelización.

 

E Acierto Tecnológico, esperamos que estos simples consejos útiles ayuden a blindar las finanzas de tu empresa y con ello puedas generar mas ingresos.

Abrir chat